Por el COVID-19, los supermercados chinos triplican sus ventas en Argentina

Con la implementación de medidas de precaución caseras, servicios de delivery y otras estrategias, estas tiendas se convierten en una primera opción de compra en medio de la pandemia.

Los autoservicios asiáticos trabajan aislados por cortinas de nylon por la pandemia en Argentina

Ante la extrema situación que vive Argentina, como numerosos países alrededor del mundo por el impacto de la pandemia COVID-19, hubo un elevado aumento de compras en todo el país, con una especial concurrencia a tiendas de cercanía y autoservicios asiáticos, es por ello que desde la asociación que aglomera a los súper chinos informaron que triplicaron las ventas en un día.

Según la Cámara Empresarial de Desarrollo Argentino y Países del Sudeste Asiático (CEDEAPSA), “hoy se triplicó la venta. Ya vendimos lo mismo que los tres días anteriores juntos. La gente salió corriendo a comprar por miedo a que los comercios cierren. Pero vamos a seguir abiertos”, aclaró Yolanda Durán, presidenta de la cámara. 

Los productos más solicitados son de limpieza, seguidos por enlatados y otros alimentos no perecederos. Según Durán, “El lunes, martes y miércoles estuvo muy tranquilo, y hoy empezó de nuevo la gente a agolparse a comprar en cantidades refiriéndose al jueves, un día antes de que se decretara la cuarentena obligatoria a nivel nacional-. Agarran lo que necesitan, y lo que no, también”. 

 

 

Desde la cámara intentaron tranquilizar a la población, asegurando que no habrá desabastecimiento. “Los mayoristas y las empresas productoras de agroalimentos nos dijeron que hay mercadería y nos están entregando”. Con relación al aumento desmedido de precios en algunos supermercados, la empresaria dijo que ellos no encarecen los productos, y desvió la responsabilidad a los mayoristas que los proveen, especialmente de los artículos como alcohol, algodón y pañuelos de papel.

Si bien las tiendas continúan abiertas, incluso en este momento de cuarentena obligatoria impuesta por el presidente de la nación, Alberto Fernández, a partir del viernes 20 de marzo, muchos supermercados chinos decidieron tomar medidas de supuesta prevención de contagio para que, justamente, no se redujeran las visitas a sus tiendas por temor a la propagación de coronavirus.

Algunas tiendas realizaron una separación entre el cajero y los clientes en los puntos de cobro con cortinas de nylon, otros utilizan barbijos y guantes de latex, otros funcionan a persiana cerrada o dejan ingresar de a dos o tres personas máximo cada vez para cumplir con las medidas de distanciamiento social. 

Entre otras iniciativas, se lanzó el servicio de delivery en algunos supermercados chinos, o la compra por whatsapp o teléfono y retiro en tienda o entrega a domicilio en direcciones cercanas a la tienda. Asimismo, se implementó un horario especial de 8 a 9:30 de la mañana para adultos mayores, uno de los principales grupos de riesgo del coronavirus.

 

 


PEDIDO DE INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios