7-Eleven amplía su servicio de Mobile Checkout en Estados Unidos

La expansión del pago móvil a más tiendas permite comprar, escanear y pagar manteniendo el distanciamiento social y minimizando el tiempo en las tiendas.

 

7-Eleven amplía su servicio de Mobile Checkout al Estado de Utah

 

 

7-Eleven comenzó a ofrecer su servicio de Mobile Checkout a los clientes del Estado de Utah, en Estados Unidos, a través de la aplicación 7-Eleven, lo que les permite saltear la línea de pago comprando y pagando artículos usando sus teléfonos móviles.

"Ahora más que nunca, los clientes buscan un nivel de conveniencia aún mayor, uno que incluya minimizar el contacto con los demás", dijo el director digital de 7-Eleven, Tarang Sethia. "Queremos satisfacer esa necesidad durante este tiempo incierto y Mobile Checkout es una de las formas innovadoras en que podemos hacer eso".

Te puede interesar:
El “New Retail”: ¿Cómo se vuelve a la normalidad después de una pandemia?


Los clientes pueden comprar, escanear y pagar con sus teléfonos inteligentes, lo que facilita el distanciamiento social y minimiza el tiempo en las tiendas. La experiencia de compra sin fricciones se integra con el galardonado programa nacional de fidelización 7Rewards de la compañía, donde 33 millones de miembros pueden ganar y canjear puntos en compras de productos y recibir cupones y promociones.


Al usar Mobile Checkout, los clientes también pueden aprovechar las nuevas ofertas de bebidas de 7-Eleven. La cadena ofrece siete bebidas calientes gratuitas de cualquier tamaño por miembro del programa de fidelidad 7Rewards a través de su aplicación móvil. Después de canjear las siete bebidas gratis, los miembros pueden continuar comprando café caliente de cualquier tamaño por USD 1 o bebidas Big Gulp por solo 49 centavos por el resto del verano.


La forma de utilizar el Mobile Checkout es muy sencilla


Hay que actualizar a la última versión la aplicación o descargarla de App Store o Google Play; registrarse o iniciar sesión en el programa de fidelización 7Rewards; abrir la aplicación en una tienda participante y toquar "Iniciar escaneo" en la página de inicio; escanear el código de barras en los productos deseados para agregarlos a la cesta; los descuentos y promociones se aplican automáticamente; luego, se pagan las compras con Apple Pay, Google Pay o una tarjeta de débito o crédito en la app, que los clientes pueden configurar con anticipación; por último, confirmar la compra escaneando el código QR en la pantalla de confirmación una vez que se autorice el pago.


"Mobile Checkout no solo ofrece compras sin fricción y un gran valor, sino que también permite a los clientes tener el control de toda su experiencia en la tienda de extremo a extremo", dijo Sethia. "Por último, pero no menos importante, ayuda a los empleados de la tienda a reasignar su tiempo para mantener la tienda limpia y en stock para los clientes".


7-Eleven fue la primera cadena de tiendas de conveniencia en desarrollar tecnología patentada para una experiencia de compra sin fricción de principio a fin. El pago móvil funciona en dispositivos Android e iOS y está disponible para la mayoría de los productos 7-Eleven que tienen un código de barras. Algunos artículos aún requieren la asistencia de un asociado de la tienda, como alimentos calientes, servicios financieros y productos verificados por edad (alcohol, tabaco y boletos de lotería).

Te puede interesar:
¿Por qué Amazon no logra impactar en Brasil como en el resto del mundo?

 

En medio de la pandemia, 7-Eleven ha mejorado sus estándares y procedimientos para la higiene, el lavado de manos, el saneamiento, la manipulación y preparación de alimentos en las tiendas, incluida una mayor frecuencia de limpieza de superficies de alto contacto. Los clientes ahora tienen acceso a guantes desechables, pañuelos desechables y estaciones desinfectantes mientras compran en las tiendas. Como precaución adicional para ayudar a reforzar el distanciamiento físico y las transacciones más seguras, 7-Eleven ha instalado protectores de estornudos y marcadores visuales en el mostrador de ventas.


Mobile Checkout, ya disponible en las tiendas participantes de Dallas, Manhattan y Long Island, es solo una de las mejoras de tecnología digital que 7-Eleven ha puesto a disposición de los consumidores. Los clientes que no pueden llegar a la tienda pueden recibir sus artículos esenciales directamente en su hogar a través de la aplicación de entrega 7NOW, donde además pueden optar por entregas sin contacto.

Con sede en Irving, Texas, 7-Eleven opera, a través de franquicia y/o bajo licencia, más de 70.000 tiendas en 17 países, incluyendo 11.800 en Norteamérica.

 

 


PEDIDO DE INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios