GPA aprovecha el auge del mercado y lanza su propia línea de cervezas especiales

Fábrica 1959 es la primera marca exclusiva de la cadena, que ya está disponible en tiendas físicas y virtuales de Extra y Pão de Açúcar.

 

Mientras que el mercado de cervezas especiales crece a un ritmo acelerado en Brasil y el mundo, el GPA, que en los últimos años registró un crecimiento por encima del 30% en la venta de esas bebidas, lanzó su propia línea de cervezas especiales bajo la marca Fábrica 1959, que ya está disponible en tiendas físicas y virtuales de las banderas Extra y Pão de Açúcar -incluyendo las tiendas Minuto Pão de Açúcar y la plataforma Pão de Açúcar Adega- con los estilos Pilsen, IPA, Witbier y Weiss.

Según la Asociación Brasileña de Cerveza Artesanal (Abracerva), la expectativa es que este año la industria crezca por encima del 25% en número de fábricas, como un reflejo del éxito de las cervezas especiales en Brasil. Los objetivos del GPA al invertir en este segmento son tres: incrementar la participación de marcas exclusivas en las ventas, aumentar el volumen de ventas en una categoría que está en franca expansión y fortalecer la fidelización de los clientes que buscan ese tipo de producto.

“El lanzamiento de Fábrica 1959, además de colocarnos en un nivel único dentro de la estrategia de fortalecimiento de nuestras marcas exclusivas, está en línea con los objetivos del GPA de aumentar para un 20% la participación en las ventas hasta fin de 2020. La previsión es que la nueva marca alcance, en un año, un 25% de participación en las ventas en volumen de la categoría cervezas especiales. La inversión en marca propia en la compañía es continua, pues el segmento es encarado como un diferencial competitivo y estratégico”, analizó Samir Jarrouj, director de marcas exclusivas del GPA.

Las marcas de Fábrica 1959 fueron desarrolladas y producidas en asociación con el Instituto de la Cerveza de Brasil y la cervecera Imigração, de Rio Grande do Sul, priorizando un riguroso proceso de calidad en la creación de cuatro recetas exclusivas. El nombre de la marca es una referencia al año de fundación de Pão de Açúcar (1959), red reconocida por la calidad y variedad en el mix de cervezas especiales.

“Debido a nuestro pionerismo en el segmento y referencia en el sector en cuanto plataforma de lanzamientos y variedad de rótulos, tenemos un profundo conocimiento de nuestro cliente de cervezas especiales. Con eso, llegamos a recetas que atienden sus gustos, en los estilos más buscados en nuestras tiendas y con una propuesta única que entrega excelente calidad y curaduría especializada a un precio competitivo”, agregó la compañía.

Uno de los motivos por los que el GPA mantiene una estrategia de marcas propias en Brasil desde hace 40 años es la posibilidad de responder a las necesidades de un consumidor que busca productos de calidad equivalente a las marcas líderes a precios competitivos. En esa línea, las nuevas cervezas especiales de la línea Fábrica 1959 cuestan, en promedio, un 15% menos en comparación con una etiqueta similar del mercado. 

“El consumidor de la bebida está más maduro, consigue identificar las diferencias entre las etiquetas y está mucho más dispuesto a probar y conocer nuevos sabores. Además de eso, cuando lanzamos una marca que el cliente solo encuentra en nuestras tiendas, creamos también una nueva herramienta de fidelización”, completa Jarrouj. 


PEDIDO DE INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios